Datos personales

Mi foto
Spain
Esmaltado y reparación de bañeras y platos de ducha. Esmaltado de azulejos Aplicación de cordón sanitario

domingo, 4 de mayo de 2008

Entre internet y cafés



Vaya temporadita. Por suerte, ya lo tengo todo arreglado. Después de pelearme con muchos teleoperadores y presionar al máximo me dieron una conexión de las de antes, que o iba la linea de teléfono o internet, pero es agua pasada y espero que en mucho tiempo mi Livebox mantenga el led de internet fijo. Al final se trataba de una mala instalación del teléfono de cuando lo instalaron por primera vez.
Ahora, aquí sentado con un café me acuerdo que en este tiempo he descubierto una cosa muy importante: George Cloonie toma un café de mierda. No se como es posible que un actor forrado, de su imagen para una tendencia que entierra el buen café. En una de las compras para la casa, descubro dos expositores cara a cara el uno del otro que servían café para demostrar la calidad de unas cafeteras que han tenido mucho eco en televisión. Mi curiosidad como consumidor de buen café hizo que me acercara a comprobar la calidad que presumen estas nuevas máquinas que funcionan con cartuchos. Lo primero que me llamó la atención en ambas demostraciones fué la carga: Un plástico que a saber el tiempo que puede tardar en biodegradarse. Esperaba mi turno de café en la primera demostración y escuchaba retazos de explicaciones por parte de la dependienta:
- Disponemos de .... variedades de cafés,... cada café sale a 32 céntimos,... en solo un minuto queda lista para usar,...
Alucinaba. Como puede ser que el café en casa tenga un precio de 32 céntimos donde más barato salía, no haya más de dos o tres variedades y encima lleven un porcentaje de la variedad Robusta (un asco) en vez de ser 100% arábica. Por si fuera poco, todo buen consumidor de café que tenga buena máquina en casa sabe que aunque el calderín quede preparado en uno o dos minutos, el tiempo de espera para sacar un buen café es de 15 minutos. De todos modos la curiosidad me podía, así que esperé a saborear el maná de tan sofisticada máquina. El resultado fué un café casi sin aroma, pobre de crema y con un sabor a robusta que echaba de espaldas. Supongo que sería por no haber echado azucar, pero soy de los que me gusta un buen café sin azucar.
En el otro stand me dijeron que su café era 100% arábica, así que probé y llegué a la conclusión que George Clooney es tonto. Como se puede tener tanto dinero y tomar un café tan malo. No me explico como nos ponen precio al café en casa y encima tener buena acogida la campaña. Un buen café (sin ser Blue Mountain) cuesta 8 Euros el Kilo, se usan 8 gramos por café y eliges la variedad que te de la gana. De un kilo salen más de 100 cafes. Con la máquina de las carguitas tomas apenas 20 y encima está malísimo. En fin, una muestra más del aborregamiento y una prueba evidente de la infinita estupidez humana que hacía mención Einstein.
What else?

1 comentario:

Swetypoison dijo...

Muchas gracias por mentarme...me ha llenado de orgullo y agradecimiento...
Josune, buenos relatos...Explicito pero gratificante...derivado de quien viene.

Un beso enorme and saludete.